Páginas vistas en total

domingo, 11 de diciembre de 2011

Imagino que si los bebés hablasen, pedirían a gritos ser niños.
No es fácil averiguar que los niños buscan ser jóvenes.
Los jóvenes, a su vez, sueñan con ser adultos,
Los adultos anhelan ser jóvenes.
Los ancianos... los ancianos desean fervientemente ser niños.


La primera regla del ser humano es la de vivir en un constante inconformismo.
La segunda, es que, desgraciadamente, no hay más reglas para ser persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario