Páginas vistas en total

jueves, 26 de mayo de 2011

Se busca algo, no se sabe lo qué.

-Cariño ¡Hoy quiero hacer algo diferente!
-Lo que tu quieras mi cielo (bostezo), lo que tu quieras.
-Pero hay tantas cosas diferentes para hacer que ya han sido realizadas...son pocos los actos que aún quedan por experimentar. Es deprimente. Lo de no poder hacer algo nuevo, digo. Dejar pasar una vida sin llevarnos una pizquita de gloria, que nuestro nombre solo se grabe en la lápida bajo la que estarán nuestros cuerpos, comunes como todos, pudriéndose y alimentando gusanos. Yo no quiero terminar así. Mira, (se levanta de la cama y corre hacia una estantería llena de libros) Virgilio, Shakespeare... Wilde. Y todos ellos (señala). Hace años que nacieron.
-¿y no están acaso ya podridos cómo cualquier ser humano?
-No... bueno sí, tal vez materialmente no sean más que un montón de polvo mezclado con otras diversas personalidades, pero en espíritu, siguen aquí, en cada una de estas hojas. Sus obras son su eternidad,  el olor de las páginas viejas, su fragancia, cada palabra su carácter y conducta. A veces siento como si realmente los conociera, vaya, más que a muchos otros cuerpos presentes con los que suelo relacionarme a diario. Son unos genios, ¿sabes? sí, claro que lo sabes, qué pregunta más estúpida. Pero si lo son, no es gracias a una conducta uniforme y similar al del resto de los seres humanos. Es su originalidad ¡Ellos han sabido hacer algo nuevo y por eso siguen entre nosotros! Por eso mismo, hoy he decidido crear yo mi propia historia. Pensé... ¿y porqué ellos no y yo sí? Bueno, claro que tal vez no llegue a su nivel de genialidad, pero podría intentarlo. ¿No sería maravilloso poder dejar tu huella para el final de la existencia humana? Claro que, tal vez no esté dotada para ser conocida de esa forma, me dije. Pero si no lo intento nunca sabré si soy capaz de hacerlo. Aunque para ello, tengo que realizar hoy algo diferente, dejar que algo cambie en el monótono transcurso de mi vida, porque basándome en lo que se y en mis experiencias naturales, nunca llegaría a escribir algo que se pudiera considerar nuevo... porque si nunca he realizado yo nada novedoso, si mi vida se limita a lo que habitualmente hacemos todos los seres humanos, no podré sacar ningún tipo de información coherente de mi cabeza para poder escribirla. Ni nada incoherente. Porque mi cabeza está repleta de circunstancias y vivencias tan comunes que lo más original que puede discurrir ya habrá sido pensado por millones de personas ¿no crees?
-Lo que creo es que si te dejaras de tanta charla y volvieras aquí conmigo, podríamos dormir tranquilamente y asumir que vivir entre circunstancias completamente normales también tiene recompensa.
-No, anda, duerme tú, cielo. A mí se me ha quitado el sueño. Me apetece dar una vuelta, necesito discurrir. No, no te preocupes, seguro que vuelvo sin problemas, creo que ya empiezo a orientarme por estos lugares. Que duermas bien (un beso). Buenas noches
-mmmnasnches

martes, 17 de mayo de 2011

desvaríos, producto de la más sana cordura.

he desordenado mi  ordenado  DESORDEN
antes sabía exactamente QUIÉN era
y ahora incluso dudo en QUÉ ES lo que NO soy


Me enorgullecía  Por ser ÚNICA
hasta que Yo misma me convertí en MUCHAS PERSONAS DESORDENADAS
SABÍA CÓMO AGUANTAR LAS LÁGRIMAS AÚN SIENDO TRISTE
y ahora Lloro INCLUSO cuando soy FELIZ


No me hago caso.
desprecio mis propias órdenes
MIENTRAS me DEJO arrastrar 
Por un remolino eterno del QUE ya no se salir




ESCUCHAD MIS ESEOESES SILENCIOSOS
Y VENID A SOCORRERME.

Pues mi victimismo espera, impaciente
una muestra de cariño con extra de azúcar


SOLO PARA SENTIRSE IMPORTANTE
EN ESTE MUNDO 
EN EL QUE GOBIERNA
EL MÁS PROFUNDO EGOÍSMO
EN EL QUE LA 
IGNORANCIA
Se premia


NOTA DE LA AUTORA: No temáis, queridos, no tengáis miedo por esta desgarradora e incomprensible queja hacia lo mundano. No es resultado de un brote de locura, ni causa de una gran desesperación. 
De hecho, es algo que he escrito sin sentimiento. Por el simple hecho de QUEJARME, que parece ser la regla en la que se fundan las amistades y relaciones. Si no enunciásemos lamentos ¿De qué hablaríamos? DEBEMOS cambiar eso ¿no créeis? Sin embargo, podríamos dejarlo para la escritura. Siempre es más apetecible y digno de admiración un texto lleno de melancolía y desgarradora autocompasión



XOXO (GOSSIP GIRL)

lunes, 16 de mayo de 2011

Para mi futuro y perfecto marido.

Me gustará mucho cuando, al llegar del trabajo, me cierres los ojos dispuesto a darme una sorpresa y me susurres "te quiero" en el oído. Y me beses, de forma romántica, pero con la fiereza que no habremos perdido tras dos décadas de convivencia y matrimonio.
Protestaré, entre risas, cuando decidas sacarme a bailar aún sabiendo que haremos el ridículo debido a nuestra escasa coordinación de pareja artística. Pero seguiré tus pasos, ocasionando risas mientras chocamos contra los demás presentes a  nuestro alrededor.
Cuidarás tan bien a los niños, que querrán ser como tú. A veces, conseguirás que os regañe a los tres por ser demasiado bueno con ellos y ser partícipe de sus travesuras y caprichos, y me sonreirás con tu cara de disculpa, esa cara contra la que nunca podré luchar, hasta dejarme desarmada y entonces, te mostrarás responsable e indicarás a los niños que deben irse a la cama, o que no les comprarás aquel juguete (y fingiré no haber visto el guiño complice que les lanzas tras expresarles lo que yo quiero oir con falsa autoridad mal disimulada).
Te diré que te cortes el pelo cuando se convierta en una mata desordenada, y me harás caso inmediatamente, sin perder nunca la sonrisa. Ronronearé de forma suave al ver tu incipiente barba de dos días resultado de la pereza de afeitarse a menudo y jugaré con mi dedo en tu cuerpo mientras te aseguro que no hay hombre que más me guste que el que se encuentra en ese momento a mi lado.
Claro que discutiremos, pues no seremos la familia perfecta. Y lo haremos con mucha fuerza, porque los dos querremos tener la razón en diversos temas. Pero pronto nos arrepentiremos de los gritos, nos disculparemos y haremos lo que con ningún otro hombre había sido capaz de hacer con tanta facilidad y placer. Y después, desnudos, en la cama, nos prometeremos que nunca va a terminar, que siempre estaremos juntos y planificaremos escapadas al fin del mundo, aún sabiendo que nunca las iremos a realizar.
Me gustará que escribas mejor que yo, sobretodo cuando me digas que soy tu musa. Me llevarás al teatro todos los viernes por la tarde, mientras dejamos a los niños con la abuela y en navidades, me regalarás los regalos más originales que en mi vida habré visto, lo que me causará unas cuantas risas y quererte un poco más.
No tendremos mucho dinero, el suficiente para vivir sin deudas, pero no tanto como para permitirnos enviar a los niños al mejor colegio privado de toda Galicia.
Pablo se parecerá mucho a tí, tendra tu pelo castaño, ondulado y desordenado y su nariz estará también repleta de pecas. En cambio tendrá mis ojos, más claros. Será un chico muy apuesto y al llegar a la etapa de la pubertad nos causará unos cuantos problemas por traer a sus chicas a casa a escondidas.
Eva será tímida y en aspecto, la fusión de uno con el otro. No dirá muchas palabras, pero le encantará escuchar cualquier historia. Será un genio de las matemáticas y le gustará el teatro. Nunca nos dará problemas.
Viviremos de un modo tradicional, tal vez un poco cursi para la opinión de jóvenes que aún no han alcanzado los veinte años, pero ¿sabes qué? seremos felices.
Te querré, te querré mucho.

domingo, 15 de mayo de 2011

Sgt.Pepper's Lonely hearts club band

Estimado cliente:
Si está leyendo esto, probablemente será debido a que quiere formar parte del club de los corazones solitarios del Sgt.Pepper. Si es así, le rogamos, por favor, siga el documento. En caso de estar prometido/a o casado/a o, simplemente, con pareja, le aconsejamos que, si lo que pretende es ser libremente feliz, escápese de sus brazos mientras duerma y venga a pedirnos auxilio.
Las bases de nuestro club son sencillas:
  • Un miembro del Sgt.Pepper's Lonely hearts club band debe estar loco y completa e inocentemente feliz
  • La primera es  la única regla
Aprovechamos para recordadle nuestros valores fundamentales, que aprenderemos a lo largo de la estancia en nuestro club: autoestima, independencia, amistad y solidaridad.

(NOTA: Cursis atontados y enamoradizos tienen prohibida la entrada)

Un afectuoso abrazo

Sara Fernández Baldomir, secretaria general de Sgt.Pepper's Lonely hearts club band

miércoles, 11 de mayo de 2011

los hombres, los jodidos hombres.

¡Pues claro que me gusta que se fijen en mí! qué pregunta más absurda. Personalmente, no conozco a nadie que odie que otros le quieran, aunque, vaya, en este mundo siempre hay excepciones (desde que sé que hay personas que odian el chocolate ya me espero de todo), pero desde luego, no es lo normal. Y no quiero desvaríar y meterme en temas más profundos como qué es exactamente lo normal, de lo que tengo mucho que decir, puesto que hoy he decidido hablar únicamente (por lo menos intentarlo) de aquello a lo que algunos llaman sentimiento, razón o capricho, mira tú. El centro de nuestra vida, vaya (ya sabeis, el sexo y todas esas cosas superficiales que taaaanto aprecian los humanos). ¿que porqué lo hago? no, si de preguntas y explicaciones a todos lo que los seres humanos hacemos, no existiría ningún problema de escasez. Pues porque me sale del órgano femenino que tanto placer parece causarnos y que cada mes nos recuerda que existe de forma dolorosa y sangrienta (Vaya manera más absurda de llamar la atención, digo yo).
Me gustan los hombres, ¡me encantan! eso mismo pensé esta mañana mientras desayunaba en apacible silencio. Lástima que aún no conozca a ninguno al que realmente pueda considerar como tal, hombre ¡joder! que no se que ocurre últimamente en la mente masculina, que se están ablandando los muy cerdos (porque cerdos nunca dejarán de ser), como si la masculinidad se encontrara en una situación de peligro de extinción.
Muchos que si cremitas por aquí, piercings por allá, que cuidado que me pongo bien la gomina que con estos pelos no puedo salir o que no debería ir a la playa sin depilarme... ay por dios. El resto de mujeres parecen estar contentas de la femenidad creciente que ronda entre sus pretendientes, pero yo no, en absoluto. Imaginaos, realizar acciones "de mayores" con un hombre que tenga menos pelos en el cuerpo que tú ¡pero bueno, chicos! que por algo realmente atractivo que poseiais, lo estáis aniquilando con tantas cremas antiacné y pantalones ajustados. Parece que esto del feminismo, de la igualdad y otras cosas, os ha afectado demasiado a la cabeza. Pero vamos a ver, ¿qué de malo hay en la dedicación absoluta al fútbol, al sexo y los coches, eh? tranquilos, que para el resto de cosas productivas en la vida ya las hacemos nosotras, el género femenino (excepto las tareas de la casa. Ahí claro que debe de haber igualdad, pero ¡en la estética no!).
Yo en el fondo soy una romanticona, pero joder, la sensibilidad que ahora adoptasteis como rasgo de madurez me hace vomitar arcoiris ¡si esque una hoy en día no puede ser cursi, como le corresponde por naturaleza, que todo el azúcar pareceis poseerlo vosotros! Y claro, una no puede sufrir de amor en paz si soy vosotros los que terminais llorando por cualquier cosa.
Luego mis amigas se asombran cuando me enamoro del primer yonqui que descansa en un portal ¿acaso vuestros hombres son mejores? por lo menos ellos, aunque nunca vayan a terminar sus estudios, aunque su límite de vida esté en los veinte años y aunque muchas veces huelan a nauseabunda suciedad, tienen un poco de orgullo, chicos. A ver si los que os tachais de guays espabilais un poquito que, de verdad, así no se puede estar.
Una vez estuve encaprichada con un chico. Y todavía, mira tú, que llevo casi media vida sin verlo, me estremece pensar en su pelo despeinado, en las manchas de su cara, en su jodido cuerpo no impregnado de aceite ni lleno de artificiales músculos producto de desaprovechar su vida propia dándole a las pesas del gimnasio como si se les fuera la vida en ello. Además, iba descamisado ¡y casi siempre llevaba la misma ropa!, lo más parecido a un hombre que he visto en años. Y os juro que lo llego a tener aquí y bueno, le haría demostrarme hasta que punto es tan macho cabrío, si tanto aparenta. En cambio el resto, pequeños saltamontes, ¿a vosotros quien os quiere?
Espero que no hayais soltado unas pocas lagrimillas al leer este texto, porque no podría soportar que se os corriese el rimel, chicos.

lunes, 9 de mayo de 2011

Un nuevo blog. Y como siempre, el mismo reto: Encontrar el inicio perfecto para luego seguir escribiendo confiada y con orgullo.
Desde luego, no debería preocuparme. No soy nueva en esto. Aún así me siento una virgen en el tema de los saludos, es algo que no ha terminado de cuajar en mis textos y, desgraciadamente, se ha disipado el rumor de que toda buena construcción de palabras (véase novelas, cuentos infantiles, relatos eróticos, ensayos o simplemente entradas en páginas web) ha de tener un ilustre comienzo.
La verdad es que hoy en día, no me sobra el tiempo. Tal vez, paradójicamente (oh, como me gusta esa palabra) he decidido crear otro blog más, la presión es lo que los hace mágicos e interesantes (por lo menos para uno mismo. Porque, vamos a ver, si ni siquiera yo misma soy capaz de leer lo que escribo, ¿quién se va a interesar en hacerlo? Sería otro cantar si viviera en inglaterra y estados unidos, por eso del ingles, el idioma universal. Allí habría más gente aburrida dispuesta a perder parte de su día escuchando mis quejidos y sandeces, pero no aquí, en España, que parece que todo lo llevamos con prisa y sin cuidado). Qué se yo. He dejado, ya hace años de intentar comprender qué se me pasa por la cabeza cada vez que realizo una acción que carece de sentido.
La cuestión es esa: poco tiempo, mucho trabajo para encontrar un buen saludo. Porque eso lleva sus minutos. ¿O creeis  que no me he pasado mi tiempo, con la página de "Nueva entrada" abierta, borrando cada palabra que previamente escribía, porque no correspondía con un buen comienzo?
En los demás blogs fue fácil. Pero cuando tienes dos recursos y los has gastado (y, claro, pretendes no ser excesivamente pesada), te encuentras frente al tercero in albis. Claro que podría hacer lo mismo que en los otros, porque ¿quién va a ponerse ahora a comparar comienzos? personalmente, si hay algo que no leo yo en los blogs es la primera entrada, tal vez por eso sepa tan poco de su realización.
No quiero hacer lo mismo, ya no solo por orgullo, sino porque me cansa utilizar siempre los mismos temas (desde luego, con esto quiero decir, que no los he utilizado únicamente como entradas primeras de mis blogs) una y otra vez y luego presumir de original. El "Hola, me presento y hago ver lo patosa que soy porque eso resulta gracioso" es demasiado agobiante . Y comenzar con un texto, sin ninguna explicación (esa ha sido mi segunda opción, además con un texto ya escrito en otro blog ¡qué falta de seriedad!) está bien cuando es el primer blog que escribes. Porque realizar este sin ninguna explicación previa de porque lo abro (tenga o no tena, siempre se puede inventar) sería contraprudente y no estoy yo aquí para parecer que lo que pretendo es llamar la atención infantilmente con todas mis páginas (desgraciadamente, poca gente cree esta afirmación).
Debería bastarme con poner mi nombre (todos lo conoceis, y quien no sepa quién soy no estará leyendo esto, me haría mucha gracia ver como alguien encuentra este sitio sin que yo se lo indique) y lo que me gusta. Algo así como "el chocolate, los hombres, los beatles y cantar en la ducha",es decir,lo mismo que cualquier joven de 18 años y vida propia comparte. Pero si lo que pretendo hacer es algo original e impactante, no debería comenzar por lo de siempre, porque si mis otras dos entradas eran poco originales, esta tercera se llevaría el primer puesto.
En cuanto a lo de impactar con mi comienzo, creo que lo dejaré para otro día. He divagado demasiado  y, como he dicho, no me sobra el tiempo para borrar lo que he escrito y rehacer algo que parezca natural y sotisficado. 
No puedo quejarme, pues me ha salido, finalmente, una entrada natural, carente de artificios dañinos, semejantes al contacto de unas largas uñas y un encerado.
Así que, aquí os dejo con mi nueva creación (a la que solo me falta decirle "levántate y anda" para que parezca real, comoel David de Miguel Ángel):

Muy buenos días (más bien tardes. Siempre me he preguntado porqué no podemos decir "día" durante toda la jornada diurna, si es a eso a lo que se refiere)

(Aplausos)

Pd: Con todas estas cosas, se me ha olvidado añadir lo que quería decir principalmente. Este blog ha sido creado con la intención de escribir en él cosas maravillosas. Ya sabeis, como los beatles, el chocolate, los hombres, cantar en la ducha....
de lo que los otros dos blogs carecen.

AAAAAAAAAAAACHIS!