Páginas vistas en total

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Me ahogo entre páginas en blanco,
He vendido mi alma,
buscando la felicidad en cápsulas.
Vuelve. Por favor.

sábado, 31 de enero de 2015

Andrea, árboles y abstracciones absurdas

Andrea se hace un blog y me pregunta si es que yo sé como funcionan. Supongo que porque ambas tenemos ese gustito por plasmar nuestras cosas en lugares donde podemos volar;  y los buscamos. Y que, bueno, que llegamos a algo como esto porque sabemos  pocas cosas más donde escribir en un clicclicclicc y soñar que interesamos  más que un renglón de quien nos lee, y que son más que amigos que no nos entienden nada por tener una mente trastornada por demasiado algodón de azucar y nubes de caramelo  (y porque es taan cansado escribir a lapiz cuando estas absorbida por los malvados villanos de loa teclados que no dan música feliz).
La cuestión es que no me acuerdo. Pero sí que tengo esto y lo desempolvo y me río porque me gusta pensar todas las veces que me he enamorado y todo lo que he escrito siendo lo que ya no soy. Y me averguenza pensar que cada dia soy otra, pero que al no ser yo, pues me quiero un poco más  aunque me riño tambien muchhho y, bueno. Debería ser menos puntillosa con la niña y dejarla pintar en la pared.
Hola Andrea. Rómpeme el diente, sumemos juntas, pídote un beso que yo te doy más. Eso simplemente me apetecia decirlo.
Y que no soy una blogger, porque eso no se.
Pero algun dia escribiré un libro
Plantaré a un hijo
Y pariré a un árbol.
Pablo me va a conseguir un huevo de pato. Y lo quiero mucho.
Al pato, digo

jueves, 29 de mayo de 2014

Desordenado desorden

Hazme un pequeño favor y...
Cierra la puerta al salir

...

 "podría pasarme toda la vida besándote"- Le dijo la sonrisa al alma


"Pues qué poco dura una vida para lo que tardamos en morir"-se contestó contestó esta, al rato, meciéndose sola en aquel columpio de dos.











lunes, 5 de mayo de 2014

Postdata

Qué fácil es ser feliz una vez que has aprendido a querer.
Todavía no tengo claro si he sido más veces Demasiado feliz o Demasiado desgraciada contigo.
Solo sé que todo ha sido eso, DEMASIADO. Al menos como para poder vivirlo, como para querer hacerlo.
Y a la vez, nunca era suficiente. Al menos muchas veces sentía que yo no lo era  tu eras incapaz de llegar a serlo  vamos, que no lo éramos.
Y sin embargo ¿Cuánto tiempo llevo dándole vueltas a la misma idea, siguiendo una órbita que yo misma había creado a tu alrededor para no volverme extremadamente cuerda? Obvio que se trata de una pregunta que no busca respuesta. No tan solo porque la sé, sino porque además no querría saberla.

Hoy es día 5 de mayo de 2014 y vuelvo a escribir. Con un tema demasiado... poco profundo, superficial como para sentirme orgullosa, y la verdad que de una forma ausente de creatividad (y especialmente de ganas)... Pero ya es algo.
Esto estaba tan carcomido y caducado que entrar aquí de nuevo me produjo un ataque de tos almínico. Asma del alma. Yo me entiendo... y sin embargo, porque quiero demostrarme algo, aquí estoy, de nuevo.
Y eso... diría que me hace feliz pero tengo tan adoctrinado que feliz es algo que se es (y por tanto, no puede hacerse ni estarse), lo dejaré en que consigue que esté contenta conmigo misma y a causa y consecuencia solo de mí.

Hoy es 5 de mayo de 2014 y es curioso, gracioso y, especialmente, patético, que recuerde lo que hace un año estaba haciendo exactamente a estas horas. Bueno, quejarme de la resaca y el dolor de cabeza de un domingo mientras lloraba de rabia por mis comportamientos incontrolados era algo normal en mi vida, pero, repito, yo me entiendo.
No me disgusta lo que soy y, aunque me eche de menos, no quiero llegar a ser quien fui, si no florecer.
Y me hacen falta muchos pasos, no todos buenos, desde luego. Si alguien quiere triunfar lo hará a bases de errores...
"Como tú"-quiero decir en un nudo en la garganta. Pero no puedo culpar a nadie, y por eso mismo "Como yo" es lo que realmente me sale.

Un paso más, un peso menos 
Más espacio para la vida y algo más de realidad para mis sueños. :)


jueves, 9 de mayo de 2013

Tener tanto miedo de no encontrarse y tanta necesidad de perderse.
Querer salir de la tormenta para meterse en el centro del huracán.
Huir de los problemas para, simultáneamente, perseguirlos.
Todo y nada.
Siempre y nunca.
No lo entiendo y a la vez está todo tan claro...(de una forma muy oscura).
El deseo se mezcla con el odio en esta continua guerra entre la mente y el cuerpo.
Y todos sabemos que ninguno de los dos puede salir victorioso si no sucumben ambos primero.
F**ck