Páginas vistas en total

jueves, 26 de mayo de 2011

Se busca algo, no se sabe lo qué.

-Cariño ¡Hoy quiero hacer algo diferente!
-Lo que tu quieras mi cielo (bostezo), lo que tu quieras.
-Pero hay tantas cosas diferentes para hacer que ya han sido realizadas...son pocos los actos que aún quedan por experimentar. Es deprimente. Lo de no poder hacer algo nuevo, digo. Dejar pasar una vida sin llevarnos una pizquita de gloria, que nuestro nombre solo se grabe en la lápida bajo la que estarán nuestros cuerpos, comunes como todos, pudriéndose y alimentando gusanos. Yo no quiero terminar así. Mira, (se levanta de la cama y corre hacia una estantería llena de libros) Virgilio, Shakespeare... Wilde. Y todos ellos (señala). Hace años que nacieron.
-¿y no están acaso ya podridos cómo cualquier ser humano?
-No... bueno sí, tal vez materialmente no sean más que un montón de polvo mezclado con otras diversas personalidades, pero en espíritu, siguen aquí, en cada una de estas hojas. Sus obras son su eternidad,  el olor de las páginas viejas, su fragancia, cada palabra su carácter y conducta. A veces siento como si realmente los conociera, vaya, más que a muchos otros cuerpos presentes con los que suelo relacionarme a diario. Son unos genios, ¿sabes? sí, claro que lo sabes, qué pregunta más estúpida. Pero si lo son, no es gracias a una conducta uniforme y similar al del resto de los seres humanos. Es su originalidad ¡Ellos han sabido hacer algo nuevo y por eso siguen entre nosotros! Por eso mismo, hoy he decidido crear yo mi propia historia. Pensé... ¿y porqué ellos no y yo sí? Bueno, claro que tal vez no llegue a su nivel de genialidad, pero podría intentarlo. ¿No sería maravilloso poder dejar tu huella para el final de la existencia humana? Claro que, tal vez no esté dotada para ser conocida de esa forma, me dije. Pero si no lo intento nunca sabré si soy capaz de hacerlo. Aunque para ello, tengo que realizar hoy algo diferente, dejar que algo cambie en el monótono transcurso de mi vida, porque basándome en lo que se y en mis experiencias naturales, nunca llegaría a escribir algo que se pudiera considerar nuevo... porque si nunca he realizado yo nada novedoso, si mi vida se limita a lo que habitualmente hacemos todos los seres humanos, no podré sacar ningún tipo de información coherente de mi cabeza para poder escribirla. Ni nada incoherente. Porque mi cabeza está repleta de circunstancias y vivencias tan comunes que lo más original que puede discurrir ya habrá sido pensado por millones de personas ¿no crees?
-Lo que creo es que si te dejaras de tanta charla y volvieras aquí conmigo, podríamos dormir tranquilamente y asumir que vivir entre circunstancias completamente normales también tiene recompensa.
-No, anda, duerme tú, cielo. A mí se me ha quitado el sueño. Me apetece dar una vuelta, necesito discurrir. No, no te preocupes, seguro que vuelvo sin problemas, creo que ya empiezo a orientarme por estos lugares. Que duermas bien (un beso). Buenas noches
-mmmnasnches

2 comentarios: